La consideración exterior
Es cuando, el otro es tan importante como nosotros y comprende  la necesidad de adoptar ciertas líneas de conducta. Por ejemplo: la escucha, el ser servicial… Practicar la consideración exterior, permite de luchar contra la consideración interior, pues ella nos aprende a dar en lugar de recibir o tomar. En otro sentido mas amplio, la consideración exterior es una verdadera manera  de comprender el otro, sus problemas su situación, y conduce a mejores sentimientos y a una actitud noble y respetuosa.