La Enseñanza nos enriquece tanto, sobretodo cuando se pone en práctica, que me es muy difícil de hacer una lista exhaustiva.  Sin embargo he podido constatar lo siguiente:
  • Sobre el plan físico: Mejora general de la salud, mas vitalidad, mas energía para hacer y emprender, menos fatiga; desaparición progresiva de las tensiones del cuerpo, una mejor percepción y control de éste. El cuerpo viene a ser realmente un útil al servicio de la percepción de lo real y la realización de los objetivos que nos hemos propuesto.
  • Sobre el plan emocional: Disminución del miedo, de la ansiedad, de las reacciones inmaduras frente a las situaciones con la gente mal educada, abertura hacia los otros, aumento de los sentimientos de alegría.
  • Sobre el plan intelectual: desarrollo de un modo de pensamiento claro y justo. Disminución de los esquemas de pensamientos negativos que resurgen permanentemente.

 Globalmente, yo diría una mejor comprensión y adaptación a la vida: proposición de objetivos, realizados según la práctica de la enseñanza y de la evolución.

 GC- Economista- 36 años